Diálogo Interno. 

Quién más o quien menos dedica una parte de su tiempo a hablar consigo mismo…y muchas veces sin darnos cuenta esa vocecita que llevamos dentro aparece en escena, ya sea para darnos ánimo o felicitarnos por los logros conseguidos pero también puede que para dirigirnos reproches o hacernos sentir culpables. El origen de todo ello está en los mandatos que hemos ido interiorizado, en la imagen ideal que tenemos sobre nosotros mismo, en aquella persona que nos gustaría llegar a ser. En cada persona, la lista de exigencias y cualidades que desea alcanzar son diferentes, intentar aproximarse a ello supondrá mayor o menor esfuerzo psíquico y aceptar y reconocer que es imposible llegar a ser alguien ideal, perfecto traerá un consigo un sufrimiento particular.

Involucrarse en un proceso psicoterapéutico permitirá descubrir cuáles son esos mandatos y exigencias internos que nos gobiernan, haciendo que el tono y el contenido del diálogo que cada uno mantiene consigo mismo sean más flexibles y benévolos. Donde la culpa y el sadismo dejen paso a la reflexión y a la ética propia.

Si quieres más información llama o escribe un mensaje de WhatsApp al teléfono 622 153 500.