Psicología Perinatal, ¿qué es?. 

Cada día la Psicología Perinatal va adquiriendo mayor auge, pero a pesar de ello, sigue siendo una ámbito que resulta desconocido para muchos. Por ello, en las líneas siguientes se pretende describir qué abarca esta rama de la psicología.

El ser humano a lo largo de su historia se ha interrogado acerca del origen de la vida y se ha esforzado en buscar respuestas. La psicología, a través de la psicología perinatal, trata de ahondar en todos los elementos que puedan tener influencia en el bebé durante el periodo inmediatamente anterior o posterior a su nacimiento. Ello, implica tener en cuenta lo que procesos psicológicos de su/s progenitor/es; es decir: los motivos y deseos que llevan a una persona a querer convertirse en padre o madre en; las experiencias que tiene que atravesar para conseguir ese objetivo (concepción, embarazo, tratamiento RAH, parto, proceso de adopción,…); cómo espera y se imaginan que se será y cómo se relacionarán con su futuro hijo; qué cuestiones de su pasado, de su infancia, se pondrán de manifiesto en el vínculo con su descendiente;…

En definitiva, todos los bebés “llegan al mundo con un pan debajo del brazo”, un pan hecho de historias, emociones, secretos, mitos, idealizaciones, tradiciones y características propias de cada familia. De esta manera, las ambivalencias (sentir y/o pensar cosas diferentes, incluso, opuestas de forma simultánea) están aseguradas;pudiendo convertirse en algunos casos en una fuente de malestar.

Debido a la importancia que tiene el nacimiento de un nuevo sujeto y de la influencia de las primeras experiencias (incluidas las que se viven intrautero) , desde Consulta de Psicología Alba Pato Martín, apostamos por acompañar psicológicamente a las madres y padres para que puedan vivir este acontecimiento que marcará el discurrir de sus vidas de manera plena y armoniosa, ofreciendo un trato cercano y las herramientas psicoterapéuticas más adecuadas para prevenir y abordar las dificultades que puedan a aparecer en la etapa perinatal y fomentar así el bienestar de todos los integrantes de la familia.